¿Te has preguntado alguna vez si existe una diferencia entre arquitectura de interiores y diseño de interiores? ¿Serán lo mismo? Bueno, la verdad es que, tanto la Arquitectura de interiores como el Diseño de interiores trabajan de la mano para mejorar el entorno de los demás, ya que se encargan de utilizar mejor los espacios en la construcción de una edificación y crear ambientes ideales que les den una mejor calidad de vida.

Sin embargo, sí existen diferencias entre estas profesiones y en este artículo te mostraremos cuales son. Primero te mencionaremos un poco en qué consisten ambas profesiones y luego te mostraremos una pequeña lista que te ayudará a diferenciar cada una de ellas.

Características de la Arquitectura de interiores

La Arquitectura de interiores se caracteriza por rediseñar o transformar espacios internos a nivel de estructura, teniendo en cuenta la variedad de usos que se le pueden dar a estas edificaciones y distribuyendo los espacios de modo que se pueda crear un nuevo ambiente adecuado para satisfacer las necesidades de cada persona. Esta también se encarga de modificar la ventilación, así como la parte eléctrica, entre otros, así se facilita el uso de las instalaciones.

Características de Diseño de interiores

El Diseño de interiores se caracteriza por dar personalidad al espacio ya creado. Para esto, el diseñador estudia el comportamiento humano y cómo el ambiente influye en estos de manera psicológica, logrando así combinar colores y texturas de manera inteligente que puedan cumplir con los requisitos expuestos por el dueño de la instalación. De esta manera, puede ofrecerle al cliente una mejor experiencia y calidad de vida.

Diferencias entre Arquitectura de interiores y Diseño de interiores

Pero aunque son similares en algunos aspectos, la arquitectura y diseño cuentan con grandes diferencias, las cuales vamos a detallarte a continuación. Veamos.

  •         Conocimiento. El Arquitecto de interiores debe tener conocimientos de materias como la Arquitectura, Matemáticas y Construcción, mientras que el Diseñador de interiores debe tener conocimientos sobre materias como Diseño, Dibujo y Decoración.
  •         Estudio. El Arquitecto de interiores debe estudiar la estructura de la edificación, así como los materiales con los que fue fabricada. En cambio, el Diseñador de interiores estudia la parte estética del espacio ya modificado, como la clase de muebles, alfombras y color que necesita usar para lograr su objetivo principal.
  •         Objetivo. El Arquitecto de interiores se concentra en que el espacio sea lo más funcional y cómodo posible para el cliente, mientras que el Diseñador de interiores se concentra en que ese espacio se adapte al estilo del cliente, que esté lo más de acuerdo con su personalidad.
  •         Área de trabajo. El Arquitecto puede encargarse de modificar toda la estructura interna haciendo, si es posible, una reconstrucción total, mientras que el Diseñador puede concentrarse en un solo espacio, como la sala principal, la cocina o solo una habitación.

Aunque estas dos profesiones se parecen, pues ambas requieren de planificación y creatividad, puedes ver que sí hay muchas diferencias entre ellas. Aun así, ambas son igual de importantes pues todo dependerá de lo que quiera el cliente.

Por ejemplo, si necesita mejorar la estructura de su hogar y darle un mejor uso a los espacios, requerirá de un Arquitecto de interiores, quien aplicará las estrategias y los métodos antes mencionados. Pero, si lo que quiere es renovar su hogar y darle un toque distinto, necesitará un Diseñador de interiores.

En cualquiera de los dos casos, la satisfacción seguro estará garantizada pues ambas profesiones cumplen con la premisa de lograr que el diseño sea del agrado y aprobación de quien pide estos servicios.