¿Conoces la arquitectura neoclásica?

Nada dice más de la cultura, tradición y hasta estatus social que la arquitectura. Esta, sin palabra alguna, expresa mucho sobre las personas que viven, o vivieron en la localidad. Es por eso que si deseas conocer cómo era la vida durante cierto periodo en la historia, lo mejor que puedes hacer es investigar un poco sobre la arquitectura de esa época. Vamos a usar como ejemplo la arquitectura neoclásica.

¿De qué se trata exactamente la arquitectura neoclásica? ¿Tiene alguna ventaja en comparación con otras? Te invitamos a conocer a fondo los orígenes de este movimiento así como algunos detalles relevantes sobre su historia.

¿Qué es la arquitectura neoclásica?

Tuvo su origen en occidente y apareció debido a la oposición de algunos ante el modelo de arquitectura barroco. Se extendió por largo tiempo, unos 70 años, quizás más de lo esperado, llegando al punto de coincidir con otros estilos de arquitectura. De hecho, algunos la denominaron clasicismo romántico por el hecho de que en parte se dejó influir por algunos puntos del estilo romántico.

Tenía mucha intención de recuperar la arquitectura que se pudo apreciar en la antigua Roma así como copiar algunos detalles de la arquitectura griega. Esta mezcla, así como el toque personal de los creadores del neoclasicismo dio origen a este tipo de arquitectura.

Es bueno mencionar que las primeras construcciones que se realizaron tomando el neoclasicismo como base fueron casi una copia de las construcciones en Roma, pero luego se fueron adaptando a las circunstancias locales y tomando muy en cuenta el diseño interior y no solo exterior.

Edificaciones con estilo neoclásico

Las edificaciones que empezaron a adoptar este estilo nos permiten ver de manera muy clara de qué se trataba exactamente. Construcciones muy grandes, con líneas bien definidas e incluso, cayendo en la extravagancia. Veamos algunas de las edificaciones más famosas.

  •         Iglesia de San Sulpicio. Fue construida en el año 1646 y remodelada tomando en cuenta el neoclasicismo. Tiene 2 torres muy grandes, las cuales son muy parecidas a las columnas del coliseo romano.
  •         Iglesia Santa Genoveva. Fue construida en el año 1764 y es una de las más grandes expresiones del neoclasicismo. En la fachada puedes ver columnas muy similares a las usadas en la antigua Roma. Además, cuenta con una cúpula muy grande, visible desde cualquier lugar del panteón en París.
  •         Iglesia de San Vicente de Paul. Con las columnas que no pueden faltar, evocando a las usadas en Roma. Además, puedes ver dos torres muy grandes en la parte derecha e izquierda. Estas también se asemejan mucho a la arquitectura usada en Grecia.

Aparición de la arquitectura Neoclásica

Es interesante mencionar que la influencia de las construcciones de Roma en Francia, fue gracias a Napoleón I, quien deseaba convertir a París en una ciudad muy similar a lo que era Roma. Pero, llegando a los años 1800 se empezó a hacer uso de los arquitectos griegos, quienes tuvieron un impacto muy grande en el cambio y la mezcla en los diseños.

En caso de Alemania, la idea del neoclasicismo fue impulsada por el príncipe Leopoldo III. Él encargó la remodelación de algunas propiedades para que se adaptaran al estilo antiguo proclamado por el neoclasicismo. Y logró mucho éxito pues hasta el día de hoy pueden observarse hermosas creaciones que nos demuestran cómo era este estilo, uno que realmente podía conmover a cualquiera.

En el caso de Inglaterra fue para el siglo 17 cuando se empezó a usar de forma constante este estilo. Andrea Pallado fue el arquitecto de más renombre que participó en las diferentes construcciones realizadas bajo la difusión de Inigo Jones.

Por extraño que parezca debido a la influencia romana en el estilo, en Italia no se le dio demasiada importancia a este movimiento, al menos no como en otros países. Sí se realizaron construcciones pero solo en algunos lugares del país. Esto tal vez tuvo que ver con la situación política y social que reinaron en el lugar durante el siglo 17.

Hablemos ahora de cómo ha influido el neoclasicismo en el país de Rusia. Dicho país, gracias a la reina Catalina II, empezó a construir algunas edificaciones de renombre. Gracias a ello, pudieron adoptar las ideas en gran parte del país.

Finalmente, en España se tomó muy en serio la arquitectura neoclásica, llevándola a muchos lugares del territorio nacional. Especialmente impulsada por la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Uno de los pioneros en cuanto a ubicación fue la ciudad de Madrid, pero no fue el único lugar, ni mucho menos.

A día de hoy aún pueden observarse grandes edificaciones en todo el mundo que dejan ver la huella de la arquitectura neoclásica, esa que envolvió durante mucho tiempo la arquitectura antigua, como la romana o la griega y además, agregó su toque diferente, haciéndolo uno de los movimientos más fuertes en su época.