Desde tiempos prehistóricos la arquitectura ha formado parte de la sociedad humana, porque ella nos ha brindado protección y abrigo mediante las construcciones de estructuras y edificaciones que han ido cambiando su aspecto y estilo a través de las diferentes épocas y culturas.

Gracias a que muchas de estas edificaciones se han conservado, podemos viajar a través de la historia y observar cómo era el estilo de vida que llevaban las personas desde hace siglos hasta nuestros días. Por eso llama la atención la arquitectura del siglo XVIII, entre la que resalta la arquitectura rococó. Seguro te interesará saber las respuestas a estas preguntas: ¿Cuáles son sus características?, ¿Cuál es el estilo rococó? ¿Cuál es el origen de la palabra rococó?

La arquitectura rococó y sus características

La arquitectura rococó nace en Francia aproximadamente a mediados de las décadas 1730 y 1760, en oposición o rebeldía a la arquitectura barroca debido a que manifestaba mucha pompa, es decir derroche de lujo y esplendor, además de su rigidez y formalidad caracterizada de la época. Aunque la arquitectura rococó guardaba cierta similitud con la barroca, se distinguía por su estilo más sencillo, fresco e informal.

Es importante mencionar que este estilo arquitectónico solo tuvo una duración de unas pocas décadas en las grandes capitales. Por eso no son muchas las edificaciones que usan este estilo. La razón de esa brevedad se debe al hecho de que se empezó a rechazar su ligereza, incluso muchos empezaron a percibirlo como una degeneración del arte.

Características de la arquitectura Rococó

A continuación detallaremos las características más relevantes de la arquitectura rococó, así podrás conocer de cerca este estilo:

  • Colores claros. En las edificaciones se pueden observar colores suaves como el  blanco, rosado, beige, combinados con el dorado y el plata. Con estos se buscaba que las personas que disfrutaran de esos espacios se sintieran cómodos y relajados. 
  • Contraste entre el interior y el exterior. Esto era algo bastante curioso pues sus fachadas se identificaban por ser simples y planas, ya que se quería dejar a un lado la rigidez y formalidad de la época. Por otro lado, asombraba por dentro con lujos, relieves y llenos de fantasía, algo que no se esperaba si solo se veía el exterior.
  • Formas curvas y asimétricas. Para dar una impresión más relajada y divertida, se utilizaban curvas y se jugaba con las formas irregulares para dar la sensación de movimiento, lo que la cargaba de encanto.
  • Iluminación. Para crear un ambiente luminoso se valían de ventanas con marcos arqueados que iban incrementando su tamaño para dejar pasar la luz, lo que reflejaba esperanza y libertad. Además de lámparas, espejos y el reflejo que se obtenía al dejar pasar la luz por las ventanas, pues esta chocaba con las piezas o partes de oro y plata que habían en el interior.
  • Decoración. Había libertad para escoger los objetos decorativos como muebles, espejos, lámparas, alfombras. Claro, todas debían reflejar el estilo de vida cómodo del momento, y manifestar las clases sociales media y alta.

Origen de la palabra rococó

Debido a que es una palabra extraña y que genera curiosidad te dejamos como información adicional su origen.

Rococó: Es una palabra francesa compuesta por dos términos, el primero rocaille que en español significa concha marina, lo que sirvió como inspiración en su forma curva e irregular para plasmarlo en la arquitectura rococó y el segundo es baroque que significa roca.

También se cree que el origen de este término  puede venir de la palabra rocalla que es una forma de adornar mezclando plantas y rocas, lo que puede verse reflejado en el estilo presente en la arquitectura rococó. Esperamos que te haya gustado conocer ese dato.

Estilo rococó

El estilo rococó se reconoce por su presencia de colores claros y luminosos, dejando a un lado casi por completo los contrastes. Los espacios impregnados por este estilo buscaban transmitir la sensación de algo refinado, pero a la vez relajado y, sobretodo, que representara la vida cotidiana de la sociedad para esa época, llegando a plasmar artísticamente en las edificaciones el amor, la felicidad y la sexualidad presente en la arquitectura rococó.