La arquitectura modular, es la mejor opción?

Vivimos en una época donde se valora en gran medida la eficiencia y la rapidez. Sin embargo, siempre se tendrá en estima, por encima de todo, el aprovechamiento de los avances en el tema de construcción así como el uso apropiado de los recursos. Esto es justamente lo que hace la arquitectura modular. Una que está cobrando cada vez más auge y que todos deberían conocer.

¿De qué trata exactamente la arquitectura modular? ¿Es realmente una buena opción este estilo para tu casa? ¿Qué ventajas ofrece? Acompáñanos a descubrir las respuestas a estas interesantes preguntas.

Características y elaboración de la arquitectura modular

Lo primero que debes saber es que la arquitectura modular se vale de la figura geométrica de un cubo. Este a su vez se va uniendo a otro y así sucesivamente hasta formar lo que se conoce en este estilo como policubo.

Lo mejor de todo es que permite también la separación de uno de los cubos cuando el dueño así lo desee. Por supuesto ha de tomarse en cuenta que son construcciones grandes, por lo que los cambios no pueden hacerse con mucha frecuencia.

En la arquitectura modular se usan los contenedores, los cuales son muy fáciles de reconocer y también manipular. Luego de elegir uno, solo basta con trabajarlo hasta lograr que tenga las medidas adecuadas para la construcción que se desea realizar. Han de trabajarse bien con la finalidad de lograr que se puedan mantener con el paso del tiempo y a la vez, que puedan ser seguros para la vida dentro de ellos.

Ventajas de la arquitectura modular

Además de conocer cuáles son las características y las formas de usar este estilo, es muy importante saber las ventajas que ofrece esta manera de construir. Así podrás saber si es una buena opción usarla. Veamos algunas de estas.

  •         Ecológicos. Es una de las mejores maneras de usar recursos que de otro modo se perderían o, incluso debido al abandono, podrían contaminar la tierra. Se trata de valerse de esos inmensos contenedores que ya no se usan para carga y transformarlos en las paredes de una nueva casa.
  •         Movilidad. Es imposible decir esto de una vivienda común, pero las casas hechas con la arquitectura modular pueden desmontarse y transportarse a cualquier otro lugar.
  •         Antisísmicos. Los contenedores ya están diseñados para ser colocados uno arriba de otro, también para soportar movimientos bruscos, como los que ocurren en los barcos en viaje por el mar. Eso quiere decir que la construcción con ellos asegura estabilidad y mucha seguridad.
  •         Rapidez en la construcción. Dado que se trata de estructuras ya prediseñadas, es más fácil unirlas unas a otras. La rapidez es otro factor a considerar. Por ejemplo, si la construcción de una vivienda común toma un mes, la edificación modular solo tomaría unos 6 días.
  •         Costo. La rapidez con la que se construye, la facilidad para transportarla, entre otras características de estas estructuras, hacen que se minimicen los gastos. Esto hace que la construcción sea de las económicas en todo el mundo.
  •         Flexibilidad. Seguro has visto a un niño jugando con cubos, hacen una figura, la desarman y luego forman otra muy diferente con los mismos cubos. Pues, algo similar ocurre con la arquitectura modular. Cada uno de los contenedores puede montarse siguiendo un diseño, luego desmontar y cambiar por completo el diseño original.

Aunque existen algunas medidas sugeridas para su elaboración, las medidas pueden ser modificadas al gusto de quien desea realizar la construcción, siempre y cuando se mantenga la seguridad de la construcción. Si tienes la oportunidad de ver los diseños con la arquitectura modular, seguro te darás cuenta de lo hermosos y prácticos que son. Y concordamos que sí, son una excelente opción.