¡Que hermoso es nuestro planeta tierra! Está diseñado de tal forma que complementa al ser humano. Y es que estar en medio de un ambiente natural, llena de paz y tranquilidad a quien lo pueda disfrutar. Solo basta con pensar en cómo nos sentimos al visitar un parque o escalar una montaña, entre otros.

 A la mayoría de las personas les agrada vivir así, compartir su vida con la naturaleza, y hasta disfrutar al máximo de ella en su propio hogar. ¿Eres esa clase de persona? ¿Te gustaría saber cómo ponerte de acuerdo con la naturaleza y compartir todos sus recursos para tu beneficio y disfrute? Entonces seguro te gustará aprender todo sobre la arquitectura bioclimática.

Que es la arquitectura bioclimática

 La palabra arquitectura nos recuerda a la construcción y la palabra bioclimática se relaciona con lo que es ecológico. Así que si unimos estos dos términos, el resultado será este: diseño y construcción de viviendas o edificios que no causan fuertes impactos en el ambiente. Todo lo contrario, trabajan de la mano con la naturaleza  y se vale de los recursos naturales como el sol, la lluvia, el viento, entre otros, para hacer un edificio de calidad.

 En esta clase de arquitectura el principal interés es cuidar el medio ambiente de la mejor forma posible. Para ello, se realiza una construcción donde se ahorra el consumo de energía, además de eso, al elegir los materiales que se usan para levantar el edificio, siempre se cuida que no sean tóxicos o dañinos. Gracias a esa elección previa se logra que la construcción cumpla con su objetivo principal, hacer una contribución a la naturaleza y, al mismo tiempo, recibir todo lo bueno de ella.

  Quizás puedas opinar que un edificio de esta clase, a la hora de construirlo, va a sacar mucho dinero de tu bolsillo. Pero, ¿has escuchado la expresión “A veces lo fácil no es lo correcto”? Es totalmente cierto en este caso. Por eso, aunque con la arquitectura bioclimática supone gastar un poco más que en una construcción común y corriente, tendrás beneficios económicos a largo plazo, así que será una buena inversión.

¿Por qué decimos que será beneficioso a la larga? Porque un edificio que se sostiene totalmente por los recursos naturales, puede ahorrarte muchos dolores de cabeza. Con el tiempo te darás cuenta de que son pocas las reparaciones y el mantenimiento que necesitará, ayudándote así con el ahorro de recursos.

Detalles que toma en cuenta la arquitectura bioclimática.

 Lo más importante que toma en cuenta la arquitectura bioclimática es el estudio del terreno y alrededores de donde se realizará la construcción. Esto permitirá conocer la temperatura del lugar, el recorrido que realiza el sol en ese sitio, en que espacio y momentos se presentan las corrientes de aires, cuando visitan las lluvias al lugar y cuál es el nivel de humedad.

Al estudiar todos estos puntos con ayuda de herramientas especializadas, se puede proceder a la elaboración del diseño, aprovechando todos estos recursos naturales para crear una hermosa construcción ecológica.

 Estos edificios no tienen por qué lucir antiguos o pasados de moda. De hecho, hoy día existen muchas construcciones basadas en esta arquitectura y lucen muy actuales, y para muchos es la casa de sus sueños. No importa si hace frío o calor, la arquitectura bioclimática se lleva bien con cualquier temperatura y saca lo mejor de ella para tu beneficio.

Beneficios de usar la arquitectura bioclimática.

Estos son algunos bendecidos que aporta la arquitectura bioclimática:

  •         Buena salud: Las viviendas ecológicas ayudan a cuidar tu salud en estaciones frías al igual que en verano. Eso sin duda contribuye a la buena salud de quienes la habitan.
  •         Protección del medio ambiente: Al usar los recursos de la naturaleza, se evita la contaminación ambiental.
  •         Ahorro económico a largo plazo: Al no tener la necesidad de usar tantos aparatos eléctricos se reducen los gastos de forma sorprendente.

Disfrute y aproveche la naturaleza, ábrele la puerta a lo que es natural y permita que viva contigo. Es un beneficio compartido, tendrás una casa hermosa y ayudarás al mismo tiempo a cuidar el medio ambiente. Recuerda que cuidar nuestro hogar (la tierra) es tarea de todos.