Mejores edificaciones de la arquitectura gótica

A lo largo de los años se han desarrollado diferentes tipos de arquitecturas, unas más famosas o aceptadas que otras, pero cada una con características interesantes y que valen la pena conocer. Uno de estos estilos es la arquitectura gótica. Este movimiento trató principalmente de que las construcciones fueran más ligeras y sencillas.

En este artículo destacaremos las principales características de la arquitectura gótica así como su contribución en la historia. Podrás notar que, aunque buscaba sencillez a la hora de construir, no eran para nada simples.

Historia de la arquitectura gótica

Fue el país de Francia quien adoptó por primera vez el estilo gótico durante el siglo 12, y desde allí se fue extendiendo hasta cubrir todo el continente. Sin embargo, no fue un proceso sencillo pues para muchos la arquitectura gótica era considerada anticuada y hasta falta de clase. De hecho, la palabra “gótico” fue tomada de la palabra “Godo”. Y esa palabra, la mayoría de las veces fue usada de forma negativa, justo para burlarse de quien no tenía clase.

Por otra parte, en España se empezó a usar este estilo pero, a diferencia de la mayor parte del continente, se consideraba lleno de clase, mientras que el estilo conocido como clasicismo era considerado pasado de moda. Sea como fuera, para el siglo 17 ya este estilo se había establecido consiguiendo mucho apoyo entre todos los arquitectos.

Características de la arquitectura gótica

Mucho del apoyo que recibió en todas partes la arquitectura gótica se debe a la manera de construir. Principalmente porque logró lo que por mucho tiempo se buscaba, edificaciones más grandes sin el riesgo de que sufriera un colapso. Veamos tan solo 3 elementos esenciales en la construcción gótica.

  •         Planta. Se trata de la forma de la base donde se hace la edificación. Tenía forma de cruz pero con brazos muy cortos, a veces apenas se veían, lo que les da un estilo más parecido a un barco. A fin de mantener fuerte la edificación, se dividía toda la base en rectángulos y se tomaba en cuenta esos datos para construir el techo. Hoy en día, muchas iglesias conservan algo de este estilo.
  •         Arcos. Hay varios estilos de arcos usados en el estilo gótico, al menos 4. Pero cada uno de ellos se usó para elevar aún más el tamaño de la estructura, dándole clase y a la vez permitiendo la visibilidad de la misma desde más lejos.
  •         Ventanas. Gracias a la manera de construirla, se logró que las paredes no cargaran con el peso del techo, que también era conocido como bóvedas de crucería. Esta importante invención permitió que se pudieran agregar ventanas a las edificaciones. Algo completamente nuevo y, más importante aún, sin quitarle la seguridad requerida a la edificación. Además, estas ventanas fueron decoradas con vidrios de diferentes colores haciéndolas más llamativas. Hoy día aún pueden verse este tipo de ventanas, sobre todo en las iglesias católicas.

Mejores edificaciones de la arquitectura gótica

Aunque hoy día no se sigue al pie de la letra con las bases de la arquitectura gótica, sino solo algunos detalles, siguen existiendo construcciones de este estilo y que nos permiten conocer de forma más precisa cómo se construía en esa época.

  •         Catedral de Burgos. Se construyó alrededor del año 1221 y fue una de las primeras edificaciones en España que copiaron el estilo gótico. Aunque se han hecho algunas modificaciones en su estructura, aún pueden verse grandes rasgos de la arquitectura gótica, por ejemplo, la fachada, la capilla y el cimborrio.
  •         Catedral del Salvador en Zaragoza. Aunque esta fue construida siguiendo diferentes estilos, en cuanto al gótico se refiere podemos destacar las naves, cuyas características corresponden al gótico tardío.
  •         Monasterio de Santes Creus. Su construcción data de los años 1150. Sin embargo su estilo está plagado de varios tipos de arquitectura. Pero, hablando del estilo gótico, aún mantiene la ménsula, las cuales contribuyen en gran manera a la fortaleza y resistencia de la construcción.
  •         Catedral de Reims. Sus inicios datan del año 1210 y tardaron unos 65 años en culminarla. Es una de las construcciones en todo el mundo que cuenta con muchos elementos góticos. Por cierto, durante la primera guerra mundial casi es destruida, pero se pudo recuperar y mantener hasta la actualidad.
  •         Basílica de San Francisco de Asís. Italia también cuenta con estructuras góticas, y esta es una de las más destacables. Data de los años 1220 y, como dato curioso, fue construida en un lugar que era considerado infernal, pues era el lugar donde se enterraba a los malhechores condenados.

Estas son apenas unas pocas de las edificaciones que aún existen en todo el mundo y que pregonan el estilo gótico, un estilo que contribuyó en gran medida a aumentar el tamaño de las edificaciones y que fue usado principalmente por las iglesias.